Sesión de fotos Familia

Son las experiencias las que convierten una vivienda en un hogar. Y en ese sentido, la fotografía familiar tiene la doble función de capturar esas vivencias para el futuro y de que podáis utilizarlas para decorar vuestra casa. 

La vida en familia, especialmente cuando se tienen hijos, no tiene guión. Tampoco lo tienen nuestras sesiones de fotos de familia, porque queremos plasmar el vínculo tan especial que hay entre vosotros, vuestra conexión y confidencia. El fotógrafo familiar debe contar vuestra historia, y como tal el resultado será completamente personalizado.

Las primeras semanas con vuestro recién nacido, la etapa en las que sois testigos de cómo vuestro hijo o hija empieza a conocer el mundo, los años inolvidables en los que comienza a fraguar su carácter… Todos esos momentos son merecedores de conservarse y de todos ellos pueden obtenerse retratos de familia originales, únicos y con estilo.

Para nuestras sesiones de fotografía familiar buscamos un lugar agradable con la mejor luz posible en el que podáis ser vosotros mismos: vosotros jugáis de forma relajada, compartís abrazos, conversaciones, mientras el fotógrafo familiar captura el momento de forma natural. Resolvemos todas vuestras dudas para que os encontréis cómodos durante la sesión. 

 

Sabemos lo importantes que sois en la vida de vuestros hijos. Por esa razón, también incluimos fotografía familiar en las sesiones de fotos de bebés y de fotografía de niños. Tú eliges qué tipo de sesión fotográfica prefieres y qué expectativas tienes en cuanto al resultado, con la seguridad de que nuestros retratos de familia serán obras elegantes y atemporales.

Si deseas reservar una sesión de fotos en familia solo tienes que contactar con nosotros para que programemos una fecha, con un depósito previo. Nuestro fotógrafo familiar hará el resto para que vuestras fotografías de familia muestren de forma fiel ese lazo único que existe entre vosotros.