Sesión de fotos bebés

Tu bebé es único, y esa autenticidad es la que capturamos en nuestra sesión de fotos de bebés y recién nacidos. Mientras que otros fotógrafos de bebés planifican sus sesiones en torno a algunas poses y atrezzos fijos, que dan como resultado imágenes poco personalizadas, yo quiero plasmar el carácter de tu hijo o hija en toda su esencia.

El mejor momento para realizar una sesión de fotos de bebés recién nacidos es hasta la tercera semana de vida. La forma en que se mueve, bosteza, arruga las manos o se despereza tu pequeño a esa edad es maravillosa y digna de observar, y es él quien marca el camino para retratarlo de una forma única y personal, en la que él además se sienta cómodo.

 

Es el bebé quien dirige la sesión para que la fotografía de recién nacido lo refleje tal y como es. Es la forma de retratarlo de una manera más fiel y genuina, y es el resultado al que aspiro como fotógrafo de bebés.

Las fotos de recién nacido serán un recuerdo que os acompañará siempre de un momento efímero. Pero sí la fotografía de recién nacido es hermosa y frágil, la de bebés un poco más mayores, cuando descubren sus pies y empiezan a mostrar su personalidad, es realmente genuina.

Entre los 7 y los 10 meses los bebés se encuentran en una etapa ideal para captar su carácter y su cuerpo rollizo. En esta edad generalmente se sientan solos y poseen nuevas habilidades que ofrecen nuevas posibilidades a la sesión de fotos de bebés.

 

En mi estudio fotográfico en Madrid dispongo de ropa orgánica de diseñadores y multitud de juguetes de madera para que no tengas que preocuparte de nada. Tu bebé hará el resto. Es hermoso e inimitable, y así serán sus fotos de recién nacido o de bebé. 

Si lo deseas, también realizamos sesiones de fotos de madre e hijo en las que convertimos en obras de arte ese vínculo tan especial que existe entre vosotros.